RutaBonsai

Switch to desktop Login

Transplante de un Durazno Bonsai de 7 años Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

 

DSC_0474Siguiendo con el tema de los transplantes, este artículo complementa al que publicamos la semana pasada, donde dábamos algunos tips para realizar vuestro primer transplante. En este nuevo artículo realizamos un transplante en un durazno de 7 años, donde les mostraremos el proceso de principio a fin, con fotografías y explicación detallada de cada foto, para que les queden aun más claro como realizar un transplante.

 

Este durazno es uno de los pocos bonsái que tengo, que lo he trabajado desde semilla, creció en mi patio y al año lo transplante a una maceta de entrenamiento, allí estuvo 2 años. Luego fue transplantado a la maceta que vemos en la fotografía, si bien aun su tronco es muy delgado, comparado con su altura, por ahora mantendré la altura por un año más, para potenciar el engrosamiento del tronco y luego lo bajaré. El ultimo transplante se realizó el año 2009, ahora aremos nuevamente un transplante y veremos como ha crecido sus raíces durante estos 2 años. A pesar de su corta edad el año pasado floreció, algo que me sorprendió, pero lo agradecí.

 

DSC_0479

 

Como les mencione en el articulo anterior "Conceptos básicos del transplante en bonsái", antes de comenzar tenemos que tener todo los elementos que necesitamos a mano. En la fotografía se muestra el sustrato nuevo que utilizaremos en este transplante, compuesto por un 70% de tierra volcánica y un 30% de turba. La turba entregará nutrientes al bonsái, como es un bonsái joven y que quiero que crezca vigorosamente, utilizo ese porcentaje, si no quisiera un crecimiento muy vigoroso tendría que bajar el % de turba.

 

DSC_0482

 

Comenzamos el transplante removiendo el musgo, que como pueden apreciar en la foto, es muy fácil de retirar, ya que no tiene raíces por lo que esta encima del sustrato, con la espátula de la garra de oso, vamos sacando el musgo.

 

DSC_0483

Así va saliendo el musgo, trozo por trozo, muy fácilmente...

 

DSC_0486

 

Con la espátula de la garra de oso, podemos sacar grandes trozos de musgo, lo que facilita el proceso....

 

DSC_0488

Retiramos todo el musgo y lo dejamos en un sector sombreado para que no se deshidrate durante el transplante, luego lo volveremos a ubicar en su antiguo lugar.

 

DSC_0490

Como aun queda un poco de musgo en la base del Nebari, ocupamos un cepillo plástico suave para ir retirando todo le musgo y limpiar el Nebari. Así podremos ver el Nebari en plenitud.

 

DSC_0491

Como saben, si leyeron el articulo pasado, los bonsái tienen un alambre que amarra el bonsái a la maceta, para impedir que este se mueva durante los primeros meses después del transplante, ya que después del transplante el bonsái carece de sustento, si no lo alambramos, fácilmente se puede caer, lo cual es un riesgo grande. Cortamos este alambre en la base del Nebari.

 

DSC_0493

Para facilitar la extracción del alambre, además lo cortamos en la base de la maceta, cerca de los agujeros de drenaje, de manera que luego solo tirando del alambre desde la superficie, sale fácilmente sin dañar las raíces.

 

DSC_0494

Una vez retirado el alambre, debiera salir fácilmente el bonsái con el pan de raíces, si no lo hace, podemos utilizar la espátula de la garra de oso para liberar el pan de raíces. Pasamos la espátula por los bordes soltando las raíces, que aveces se aferran a la parte interior de la maceta.

DSC_0496

Finalmente sale el bonsái con su pan de raíces intacto....

 

DSC_0499

Ahora podemos apreciar la salud de nuestro bonsái, vemos que el crecimiento ha sido abundante, casi no había espacio entre la raíz y la maceta (llegamos a tiempo para el transplante). Se aprecia que hay una gran cantidad de raíces de color claro, estas raicillas son nuevas y nos indican que nuestro bonsái esta muy sano. En el bonsái buscamos el desarrollo de estas raicillas, ya que son las que absorben nutrientes.

 

DSC_0501

Bueno ahora manos a la obra con el transplante, comenzamos suavemente con la garra de oso a desenredar las raíces...

 

DSC_0502

Vamos desenredando de apoco las raíces, nos podemos ayudar de agua para facilitar la tarea. En el caso de los duraznos estos tienen un crecimiento de raíces muy abundante y enmarañado, por lo que cuesta desenredar las raíces totalmente, pero con paciencia se logra desenredar gran parte del pan.

 

DSC_0509

Al avanzar con el desenredado y podar algunas raíces, nos encontramos con la primera raíz gruesa que debemos eliminar.....

 

DSC_0510

Utilizando la tijera de corte cóncavo, cortamos la raíz, queremos tener la menor cantidad de raíces gruesas ya que estas no absorben nutrientes, como si lo hacen las raíces finas. Al cortar esta raíces más cerca del tronco potenciaremos el crecimiento de raíces finas.

 

DSC_0520

Más adelante, en el centro del pan de raíces encontramos también una serie de raíces gruesas que tenemos que ir cortando progresivamente, transplante a transplante, de esta manera generamos el crecimiento de raicillas más cerca de la base del Nebari, mejorando la conicidad del Nebari, ensanchandolo. Se aprecia que alrededor de las raíces cortadas, hay una zona negra, esas son raíces viejas que están pudriendose, por lo que tenemos que eliminar lo que más podamos de ellas.

 

DSC_0521

Aplicamos pasta selladora en los cortes de las raíces gruesas, para evitar que entren infecciones por ellas...

 

DSC_0524

Tenemos la maceta, con las mallas de drenaje y el alambre para fijar el bonsái a la maceta, ya listos. Luego pondremos sustrato en la base de la maceta antes de poner el bonsái sobre él.

 

DSC_0527

Sujetamos bien con el alambre el bonsái a la maceta, aveces como en este caso, pondremos 2 alambres para asegurarnos que quede fijo y no se mueva el bonsái.

 

DSC_0528

Luego rellenamos los espacio con el sustrato y con un palillo vamos eliminando los espacios con aire que quedan dentro del sustrato.

 

DSC_0531

Regamos profusamente y seguimos apretando el sustrato con los dedos o un palillo mientras regamos para sacar todo el aire.

 

DSC_0533

A continuación reubicamos el musgo sobre el sustrato, mientras lo presionamos levemente con los dedos y vamos reubicando pedazo a pedazo el musgo tratando de rellenar todos los espacios.

 

DSC_0534

 

Finalmente, como vemos en la fotografía, el musgo esta totalmente reubicado,si bien se aprecia que el musgo está sobrepuesto, al pasar el tiempo y con los riegos este volverá hacer el mismo de antes y se verá como uno solo, como estaba al comienzo.

 

Espero que con este articulo y el anterior "conceptos básicos del transplante en bonsái" puedan enfrentarse aun transplante sin problemas y con seguridad. Ojalá hayan podido aclarado todas sus dudas con respecto al transplante de bonsái. Ahora solo tienen que poner en practica sus conocimientos.

 

Por Francisco Fournies

 

Modificado por última vez en

Todo los derechos reservados para Rutabonsai.com

Top Desktop version